TalamantesCarrion.com

Genealogical and Historical Research

Home
Genealogy
History

 

De Algunas de las Actividades de la Compañía de Janos en 1804

En 1804, Merced Talamantes llegó al Presidio de Janos de la Nueva Vizcaya. Buscaba la plaza de armero en la tropa de la Compañía de Caballería, vacante por la enfermedad del armero en turno, Joaquín Martínez. Su función sería auxiliar a la compañía mediante la compostura o manufactura de artículos utilizados en caballería, primordialmente armas, municiones y monturas. En ese tiempo la compañía de caballería era doble, y al primero de marzo los oficiales, el capellán y la tropa de la misma eran:

Oficiales

Nombre

Capitán

Vacante

1er Teniente
Don Mariano Varela

2do Teniente

Don José María do Porto

Alférez Primero

Don Ignacio Sotelo

Alférez Segundo

Don Francisco Quintanilla

Sargento

Francisco Madrid

Sargento

Baltasar Acosta

Sargento

Cándido Miranda

Sargento

Gil Ramos

Capellán

Fray Agustín Gómez

No. de Individuos en Tropa

 

Clase

 

Nombre

  1.  

Armero

Joaquín Martínez

 

 

 

  1.  

Tambor

Trinidad Lucero

 

 

 

  1.  

Cabos

Joaquín Molina

  1.  

 

Fermín González

  1.  

 

MiguelAlvarado

  1.  

 

Manuel Galavís

  1.  

 

Pedro Pacheco

  1.  

 

José Martínez

  1.  

 

José Rosas

  1.  

 

Faustino Tagle

 

 

 

  1.  

Carabineros

Juan de Ibarra

  1.  

 

Ramón Iturralde

  1.  

 

José Villalobos

  1.  

 

Francisco Griego

  1.  

 

Francisco Marrufo

  1.  

 

Bernardo Sepúlveda

  1.  

 

Rafael Griego

  1.  

 

Pedro Parra

 

 

 

  1.  

Soldados

Eduardo García

  1.  

 

Ignacio Arneros

  1.  

 

Blas Romero

  1.  

 

Serafio Baquera

  1.  

 

José Mendoza

  1.  

 

Juan Griego

  1.  

 

José Carvajal

  1.  

 

Manuel Romero

  1.  

 

José Alcorta

  1.  

 

Mariano Sandoval

  1.  

 

José Biscarra

  1.  

 

Manuel Aguilar

  1.  

 

José Lebario

  1.  

 

Juan Tenorio

  1.  

 

José Gutiérrez

  1.  

 

Ramón Bañuelos

  1.  

 

Luis Galindo

  1.  

 

José Mesa

  1.  

 

José Carrillo

  1.  

 

Gregorio de la O

  1.  

 

José Ruiz

  1.  

 

José Madrid

  1.  

 

Santos Parra

  1.  

 

Venancio Parra

  1.  

 

José Sáenz

  1.  

 

Juan Ontiveros

  1.  

 

Jose Tarín

  1.  

 

José Portillo

  1.  

 

José Zapata

  1.  

 

José López

  1.  

 

Francisco Guerrero

  1.  

 

Manuel Rodríguez

  1.  

 

Luís Molina

  1.  

 

José Olguín

  1.  

 

Carlos Carpio

  1.  

 

Manuel Carpio

  1.  

 

Ramón Cadena

  1.  

 

José Rojas

  1.  

 

Juan Loya

  1.  

 

Manuel González

  1.  

 

Luis Ballesteros

  1.  

 

José Nieto

  1.  

 

José Policarpio

  1.  

 

Ignacio Évora

  1.  

 

Manuel Valdés

  1.  

 

Saturnino Cueto

  1.  

 

Ramón Lucero

  1.  

 

Felipe Varela

  1.  

 

Antonio Parra

  1.  

 

Vicente Paz

  1.  

 

José Benavides

  1.  

 

Máximo Frías

  1.  

 

Anselmo Porras

  1.  

 

Antonio Galavís

  1.  

 

Cipriano González

  1.  

 

Gabriel Gómez

  1.  

 

Rafael Chávez

  1.  

 

Miguel Ruiz

  1.  

 

Leocadio Rico

  1.  

 

Ignacio Ezquivel

  1.  

 

Leandro de Aro

  1.  

 

Juan Perea

  1.  

 

Felipe Alvarez

  1.  

 

Domingo Padilla

  1.  

 

Julián García

  1.  

 

Antonio García

  1.  

 

Juan Baca

  1.  

 

Manuel Samaniego

  1.  

 

José Apodaca

  1.  

 

José Acevedo 1º

  1.  

 

José Acevedo 2º

  1.  

 

Juan Acosta

  1.  

 

Cayetano Galas

  1.  

 

Antonio Velarde

  1.  

 

Felipe Montaño

  1.  

 

Juan Avalos

  1.  

 

Pascual Avalos

  1.  

 

Antonio Gómez

  1.  

 

Juan Padilla

  1.  

 

Vicente Lucero

  1.  

 

Antonio Benavides

  1.  

 

Ricardo López

  1.  

 

Victorino Torres

  1.  

 

Matías Avalos

  1.  

 

Santiago Martínez

  1.  

 

Alejo Borrego

  1.  

 

Tomás Palomares

  1.  

 

Juan Romero

  1.  

 

José Avalos

  1.  

 

Carlos Santiesteban

  1.  

 

Fernando Contreras

  1.  

 

Fernando Grijalva

  1.  

 

Antonio Torres

  1.  

 

Juan Molina

  1.  

 

Vicente García

  1.  

 

Alvino Parra

  1.  

 

Agustín Guevara

  1.  

 

Secundino Valenzuela

  1.  

 

Francisco Parra

  1.  

 

Manuel Delgado

  1.  

 

Vicente Varela

  1.  

 

Pedro Chacón

  1.  

 

Tomás Acosta

  1.  

 

Anacleto Lucero

  1.  

 

Antonio Rosas

  1.  

 

Toribio Mendoza

  1.  

 

Francisco Varela

  1.  

 

José Durán

  1.  

 

Mariano Padilla

  1.  

 

José Ontiveros

  1.  

 

José Ronquillo

  1.  

 

José Guerrero

  1.  

 

Francisco Gómez

  1.  

 

José Tafoya

  1.  

 

Hermenegildo Moreno

  1.  

 

José Pacheco

Inválidos

Nombre

  1.  

 

Ignacio Galás

  1.  

 

Agustín Esparza

  1.  

 

Nicolás Varela

  1.  

 

Santiago Franco

  1.  

 

Antonio Soto

  1.  

 

José Grijalva

  1.  

 

José Pacheco

  1.  

 

José Lucero

  1.  

 

Ignacio Galindo

  1.  

 

José Rico

  1.  

 

Joaquín Acosta

  1.  

 

Francisco Morales

  1.  

 

Francisco Yescas

  1.  

 

Felipe Ruiz

  1.  

 

José Galindo

  1.  

 

Mariano Acevedo

  1.  

 

Justo Mesa

  1.  

 

Santiago Galindo

  1.  

 

Bartolo Arvisu

  1.  

 

Manuel Talamantes

  1.  

 

Máximo Alvares

Merced se disputaría la plaza con otro candidato, Pedro González, y a propuesta del Ayudante Inspector de la Nueva Vizcaya, José María de Tovar, ambos se encaminarían a Chihuahua, por separado y a distinto tiempo, a ser examinados en su arte por Nemesio Salcedo y Salcedo, Comandante General y Gobernador de las Provincias Internas.  Merced tuvo algo a su favor; era armero de experiencia, y por ello, recibió la recomendación de José María de Tovar.

Pedro salió hacia Chihuahua a finales de abril, entrevistándose a prueba con Martín de Orozco, Maestro Armero de las Provincias Internas. Orozco era un armero reconocido. En el viejo mundo, fungió como armero del Regimiento de Granada hasta el 27 de enero de 1777, fecha en que fue llamado por Teodoro de Croix al servicio de las Provincias Internas en Chihuahua. En América, fungió como armero de los presidios de San Sabá y San Carlos. Pasó a la Nueva Vizcaya en 1787 y en 1790, fue nombrado Maestro Armero de las Provincias Internas por Pedro de Nava. 1 González aprobó el examen y regresó al Presidio de Janos en Julio.

Merced salió hacia Chihuahua en septiembre de 1804 y se entrevistó con Orozco. Aprobó su exámen, y conformé a la instrucción de Nemesio Salcedo, regresó al Presidio de Janos a sentar plaza como Armero de la Compañía de Caballería.

Merced sentó plaza como Armero de la Compañía de Caballería el 9 de octubre de 1804, y fue estimado por José María de Tovar como "moso de buena conducta".

**

La relación entre los españoles y los apaches en 1804 era relativamente buena, resultado en parte de las políticas de pacificación y "educación" que por los últimos 20 años se había implementado en las Provincias Internas.

De la Instrucción Concerniente a los Apaches de Paz

"En los artículos 27, 32, 33 y 34 de la instrucción que formé en 14 de octubre de 1791 para el trato y subsistencia de los Apaches Establecidos de Paz, se previene que se procurará inclinarlos a que por sí mismos cultiven en las tierras que se le señalara, a fin de liberar a la Real Hacienda del gravamen de su manutención; pero no habiéndose visto este asunto con el esmero que exige su importancia han corrido cerca de once años, sin que en él se haya adelantado cosa alguna.

Para que no se dilate más tiempo el sacar de los Apaches de Paz la insinuada ventaja tan útil a ellos, como a los vecindarios de los puertos donde existen, he determinado recordar a vuestra merced la observancia de los citados artículos previniéndole que inmediatamente proceda a señalar a aquellos Indios en quienes note mas aprehensión y viveza, los pedazos de tierra que gradúe proporcionados, y que persuadiéndolos a su cultivo les facilite vuestra merced la semilla y útiles necesarios para la labranza; sobre muy particular se ha de tener presente que por ahora deben ser reducidos estos auxilios a lo indispensablemente preciso.

Del Ganado que hay en ese Puerto con destino a raciones de Apaches, podrán tomarse los toros necesarios para Bueyes, dándolo a algunos vecinos con el fin de que los amansen, y el gasto de Arados, rejas y Puntas, se cargará en la cuenta de la manutención de aquellos, cuidando vuestra merced haya la mayor economía.

A fin de que se complete la observancia de los referidos artículos de la instrucción de 14 de octubre de 1791 encargo a vuestra merced muy particularmente que al propio tiempo que ha de procurar que los Indios se dediquen a la agricultura, debe hacer que las Indias tomen alguna ocupación que les sea útil, aprovechando la mejor disposición que tienen para el trabajo. Ellas sin duda serán las primeras que tomen a su cargo una considerable parte de la labranza de las tierras que se asigne a sus familias, pero conviene a demás facilitarles auxilios para otras tareas propias de su sexo, como es agujas, hilo, Algodón y Peine, con que puedan por si mismas hacer cualesquiera pieza de vestuario que adquieran, y repartirles algunas piedras, o metates, para que se acostumbren a moler Pinole y Harina, respecto a que esta ocupación debe producirles utilidad.

Desde luego ha de advertir vuestra merced, tanto a los Indios como a las Indias, que los que con más prontitud se impongan a los trabajos a que se dediquen, los que se consigan adelantar más en ellos por su aplicación, y lo que se vea alzan sus cosechas, sea de la semilla que fuere, se harán acreedores a ser distinguidos de los demás, atendidos en fin de sus solicitudes, y premiados con una prenda de su gusto. 

Espero que impuesto vuestra merced de esta orden la cumplirá exactamente, y que avisándome ahora su recibo me dará cuenta a su tiempo de cuanto en virtud de ella practique.

Dios guarde a vuestra merced muchos años.  Chihuahua 9 de julio de 1802.”2

**

En 1804, los apaches Coyote, Jasque-nelté, Tagarlán, Juan Diego y Pisago vivían "de paz" en rancherías cercanas al Presidio, y el 21 de marzo, llegaron al fuerte a recoger fresadas; seis se le entregaron a Coyote, y tres a cada uno de los demás.

 

Coyote era hijo de Víbora, apache de paz mimbreño vecino de Janos desde 1790.3

 

 

El 31 de marzo, el Coyote, heredero de la ranchería que fuera del difunto Víbora, le informó a José María de Tovar, que Jasque-nalgás y el Chino, de 16 y 18 años respectivamente, se disgustaron en Namiquipa, en donde estaban de paz, y se fueron a robar caballerías a Santo Tomás y el Rosario, en donde fueron capturados por la tropa de la segunda compañía. Se escaparon con mucho trabajo, para después robar en San Buenaventura el caballo colorado de Don Blás Calvo.

**

 

Reconocimientos

1 Biofile of Building Artisans who Worked on the Northern Spanish Borderlands of New Spain and Early Mexico, compilado por Mardith Schuetz-Miller, sin fecha. Disponible a través del National Park Service (http://www.nps.gov/)

2 Carta dirigida al Señor Comandante del Presidio de Janos por el Comandante en Jefe de las Provincias Internas, Pedro de Nava

3 Griffen, William B., Apaches at War and Peace: the Janos Presidio, 1750-1858, University of Oklahoma Press, 1988, p. 72.